Marcas desconocidas Rebeautys

Toma de contacto: Essentia II. Línea de caviar

Las tres cremas de la línea de caviar de EssentiaContinuamos con la presentación de una marca poco conocida, Essentia. Si ya el último día os conté cómo la presenta Pilar Valencia , toca contaros mi punto de vista objetivo, que parte ni más ni menos que de la calidad de sus cremas, que he tenido la suerte de probar gracias a ellos. Y es que aunque sus cremas me han gustado y mucho, sí he encontrado algunos peros a cómo ellos presentan su marca… ¿queréis saber más? Pues vamos allá 🙂

El producto

Hemos investigado un poco por nuestra cuenta la marca Essentia. Aunque ha tenido varios productos a lo largo de su historia desde 2008, en la actualidad sólo tienen una línea compuesta por tres cremas que sólo podrás adquirir en su página web, aquí. Se trata de su línea de caviar, formada por:

  • Una crema hidratante de mañana (Caviar Cream – Moisturizing). (70 €, aunque ahora hay una oferta que la ofrece por 60,5€.
  • Una crema antiedad de noche (Caviar Cream – Collagen Restoring). Al mismo precio.
  • Un sérum para revitalizar pieles maduras (Caviar Serum – Velvet Skin Effect). Al mismo precio.

Llevo usándolas desde hace bastante más de un mes. No sé si el precio os parecerá caro, pero lo cierto es que me han resultado agradables y funcionales. Como a cualquier otra crema no les pido resultados milagro… pero como os contaré luego, me han resultado efectivas, lo cual tiene su mérito. Me gusta que las tres están aconsejadas para cualquier tipo de piel, aunque se destaca que es especialmente efectiva para pieles secas y sensibles

Las tres cremas de la línea de caviar de EssentiaEssentia aconseja utilizar la hidratante por la mañana después de la limpieza de la piel; la antiedad toda la noche, también después de la limpieza; y el sérum tres o cuatro veces en semana (vamos, día sí y día no), justo antes de la antiedad.

En mi caso me han ido muy bien, la verdad. Los días anteriores a usarla estaba teniendo problemas de tirantez, que yo achaco a que había tenido que llevar maquillajes agresivos varios días seguidos y durante mucho tiempo. El caso es que había estado unas semanas probando otras cremas hidratantes más sencillas, pero no acababa de quitarme esa sensación; y a los dos días de usar estas cremas según el ritual que la marca recomienda, el problema estaba resuelto.

Os puede parecer que esto es poco decir, y no sé, quizás tengáis razón… pero os cuento un secreto 😉 . Con muchas cremas (la mayoría) tengo problemas de tolerancia. Son muy suaves, no os asustéis; conozco muchas personas que lo tienen mucho peor que yo, y no considero que se trate de un problema médico en mi caso. Pero muchas cremas las uso de forma discontinuada, a lo mejor dos o tres veces a la semana como mucho. Porque incluso algunas de las cremas hidratantes más sencillas, si las uso cuatro o cinco veces seguidas, acaban haciéndome granitos.

Pues bien, con estas cremas no he tenido ningún problema. He cumplido religiosamente con las aplicaciones recomendadas, y mi piel está más hidratada y sin picores ni tiranteces. Eso sí, no hay milagros; los poros siguen ahí y las manchas solares, que ya sabéis que son mi principal defecto dermatológico, siguen por ahí. Por eso creo que yo seguramente acabaría sustituyendo el sérum de Essentia por el despigmentante AzelacRU de Sesderma que me recomendó la dermatóloga. Pero no culpo de ello a estas cremas, ya que por ningún lado he visto que digan tener efectos despigmentantes, ni lo he visto en la lista de ingredientes…

De derecha a izquierda: la hidratante, la antiedad y el sérum de la línea de Caviar de Essentia

Aquí podéis ver el contenido de los envases… De derecha a izquierda: la hidratante, la antiedad y el sérum de la línea de Caviar de Essentia. En realidad, aquí hay apenas una gotita de cada crema para que veáis el aspecto que tienen; una pulsación entera del pulsador expulsa unas tres veces más de producto.

Como veis, la crema hidratante es blanca y opaca, la de colágeno es un poco más transparente, pero ambas son blanquitas. El sérum no parece tener casi color, pero tiene consistencia más bien de aceite.

La absorción de ambas cremas es rápida y aunque a mí me aliviaban la sequedad, no se notan puestas. El sérum suaviza la piel, y si tal como Essentia indica aplicamos en cuanto se seca la antiedad, el resultado es ligero y no se nota que llevas las cremas puestas…

Además su aroma es muy leve, justo como a mí me gusta. Esto me ha sorprendido mucho porque la marca hace hincapié en el uso de aromaterapia (conseguir efectos emocionales a partir de los aromas), así que esperaba olores más fuertes. Es como de… no sé, el azahar está ahí pero noto cierto toque a mar… que supongo que venga del caviar, no lo sé. El olor es sutil y agradable, pero en realidad a mí se me olvida notarlo cada vez que me pongo la crema (lo cual es estupendo para mi gusto).

Al usarlas os recomiendo tener cuidado de leer la etiqueta, porque sus envases son iguales en todo menos eso, en la impresión de su nombre. Por eso, en varias de las fotos de este reportaje os enseñaré el envase de una de ellas como ejemplo; repetir varias veces lo mismo no tiene mucho sentido… ¿verdad? Al ser tan parecidas, puede uno confundirse; aunque en ese sentido yo soy la reina de la manía; siempre las coloco en el mismo orden para poder cogerlas incluso cuando no llevo las gafas… jajaja

(Ojo aquí, un par de precisiones. Ya sabéis que yo soy dermatóloga y aquí sólo os estoy dando mi opinión, ¿eh? Si tenéis alguna dolencia, es mejor preguntarle al dermatólogo primero.

Mi piel empieza, aunque a más edad de lo que suele ser común, a pedirme y a agradecerme tratamientos antiedad. La combinación de las tres cremas me ha venido bárbara, y se nota que mi piel agradece el suplemento extra. Pero para las que seáis más jóvenes, no creo que necesitéis los tres productos. Seguramente la hidratante, o una buena hidratante en todo caso – no tiene que ser ésta – sea más que suficiente… sin embargo, buscando por la red veo que la que mejor fama tiene es la antiedad diaria.

Mi opinión personal es que se trata de buscar el tratamiento que mejor se adapte a vosotras, no el mejor tratamiento para todo el mundo. Por ejemplo, no creo en ponerme mascarillas todos los días porque sí, sino cuando la piel realmente me las pide… a la piel hay que darle lo que necesita, no obligarla a soportar una rutina que quizás le siente mal. En este caso estas cremas me han gustado mucho porque por reseñas de otras personas, y no sólo las mías, son un producto muy adaptable a distintos tipos de piel, y esto siempre facilita acertar con la piel de cada uno… incluso es probable que las use en mis clientas cuando haga maquillajes profesionalmente.

¡Pero por favor, si vuestra piel no está completamente sana, preguntadle al médico primero!).

El envase:

Cuando compro un cosmético suelo comprarlo por su contenido, no por su apariencia exterior. Por ello, paso por alto los envases rococó, los dorados y los brillos… lo que quiero es algo funcional. Si además es bonito, perfecto; pero a veces esos acabados joya que tanto vemos en marcas de prestigio resultan demasiado recargados para mí.

Por eso me ha gustado mucho la intención que declara Pilar al diseñarlos: tienen que cumplir su función de la mejor manera posible, pero con elegancia. En este sentido, he de decir que me parecen estupendos.

Se nota que el envase está pensado para ser aparente, pero también para ser enviado por correo con seguridad y resistir la humedad, por ejemplo, si lo guardamos en el baño. Lo primero que te encuentras cuando compras o recibes las cremas es que la caja exterior viene envuelta en plástico. De esta forma, si en el transporte se humedece no se mojará también la crema.

Envasado exterior de los envases de las cremas de caviar de EssentiaComo veis, las tres cremas, si se miran desde atrás, son exactamente iguales… un diseño minimalista que da la información precisa y legal, ¡y nada más! Se trata de prescindir de lo innecesario, cosa en la que no puedo estar más de acuerdo.

La caja exterior, una vez quitada la envoltura plástica, es de acabado engomado; una media más contra la humedad, me figuro, que a mí ya me ha servido en alguna ocasión para evitar alguna que otra caída accidental por resbalarse de mis manos…

La caja exterior es estupenda para transportar por correo, ya que sujeta firmemente el envase de las cremas, sin dar lugar a golpeteos dentro de la caja. El interior, sin embargo, es cartón blanco satinado simplemente. Es el bote interior el que quiere llamar nuestra atención…

El interior de las cajas exteriores de las cremas de caviar de EssentiaComo veis, está pensado no sólo para sujetar firmemente el bote en el traslado, sino para dejar un pequeño hueco para introducir un folleto. En él podremos encontrar los INCI detallados de todas las cremas de la línea, así como consejos de uso, conservación y algunas cosas sobre sus ingredientes… pero esto último os lo cuento más adelante 😉

Paso a enseñaros el interior de estas cajitas de cartón, unos envases de sistema air-less con dispensador que son de nuevo casi iguales para los tres productos. El envase de la crema así también tiene un cuidado diseño. Dentro de plástico transparente de lados planos, se ve un cilindro de aspecto metalizado. Las inscripciones se han reducido al mínimo (la información se incluye en el folleto aparte), lo cual da para mi gusto un resultado muy elegante; y el dispensador plateado permite sacar la crema sin que le lleguen aire ni impurezas. Esto me gusta mucho porque ayuda a la conservación e higiene del producto; aunque tiene la desventaja de que no nos permite saber cuánta nos queda.

El envase de las cremas de caviar de Essentia visto desde distintas perspectivasEn cuanto al dispensador, con cada pulsación saca crema suficiente para toda la cara; para aplicárosla también en cuello y escote necesitaréis un poco más de una pulsación.

Los dispensadores de las cremas de caviar de EssentiaSi tengo que buscar un defecto a este envase interior, es que al tacto es de plástico  y los remates no son del todo limpios. Mi envase llegó con algunos arañazos en la pintura de la caja exterior y en el paquete interior.

Por el lado bueno, desde mi punto de vista, son ligeros y los encuentro resistentes. Su aspecto global me parece muy adecuado (el diseño está cuidado y me parece muy elegante; la verdad es que a mí me gusta mucho, pero supongo que eso es cuestión de gustos 😉 ) y visualmente no se nota demasiado. No es tan lujoso como si fuera de vidrio, pero cumple su función. Y sobre todo, aísla del exterior la crema y no la vamos ensuciando con nuestros propios dedos…

Cada envase contiene 40 ml de crema. Calculo a ojo espero que me dure unos dos meses; y más en el caso del sérum, que no he utilizado todos los días tal y como recomienda la marca. Una vez abierto, en el envase se indica que debería dejar de usarse el producto en 12 meses.

Los ingredientes

 Aquí sí que voy a hacer un poquito de crítica (constructiva, espero) a Essentia. Seguramente os habréis fijado en el lema que ponen en su logotipo…

Logotipo de Essentia Cosmetics¿Veis donde pone «cosmética natural»?

Pues bien, Essentia no es cosmética natural. Es cierto que lleva un porcentaje elevado de ingredientes naturales y eso me gusta, pero afirmar lo contrario me suena un tanto engañoso…

Veréis. Es difícil de controlar por los índices cuánto lleva una marca de cada ingrediente, ya lo sabéis. Ya que la lista de los INCI incluye los ingredientes de mayor a menor proporción, pero no cuánto de cada cosa llevan. (Si queréis saber más, podéis echar un vistazo a este artículo, donde ya os hablé de ello…). Así que en este caso me fío de la marca y os cuento:

  • Caviar Cream – Moisturizing: 91% de ingredientes naturales.
  • Caviar Cream – Collagen Restoring:  89% de ingredientes naturales.
  • Caviar Serum – Velvet Skin Effect: 85% de ingredientes naturales

Es decir, Essentia tiene un punto MUY BUENO que es la transparencia en cuanto a la descripción de sus cremas. Pero son muy naturales, no naturales a secas.

No me entendáis mal, ya sabéis que soy crítica con los ingredientes que lleva lo que nos ponemos en la cara, y que los analizo y procuro entenderlos; pero no por ello rechazo directamente tampoco la cosmética «más química» por sistema. En realidad me gusta saber que la proporción de ingredientes naturales es alta… pero me parece un truco de marketing un poco feo el afirmar que se trata de cosmética natural si no es así…

Me figuro que esto nace de que otros productos anteriores de la marca sí serían naturales… pero en fin. Si alguien me corrige cuando digo que esto no es correcto, estoy más que abierta a escucharos, podría estar equivocada. Pero en este momento, ésa es mi opinión…

Con lo que paso a analizar los ingredientes de las tres cremas; enlazándoos como siempre a los artículos sobre los ingredientes de los que hemos ido hablando con anterioridad por si queréis averiguar más ;).

El folleto que acompaña a todas las cremas de la línea de caviar de EssentiaCaviar Cream – Moisturizing (crema hidratante de día)

  • Ingredientes que lleva: Agua, Citrus Aurantium Dulcis Flower Water (agua de flor de azahar), escualano, Dycaprylyl Carbonate, Pentlene Glycol, dimeticona, Arachidyl Alcohol, glicerina, Sodium Acrylate/Acryloyldimethyltaurate Copolymer, Behenyl Alcohol, Propylene Glycol, Isohexadecane, Ethylhexylglycerin, Arachidyl Glucoside, Mel Extract (extracto de miel), Hydrolized Roe (huevas hidrolizadas),  Polysorbate 80, Xantam Gum, Sodium PCA, fenoxietanol, glycosaminoglicans, Glycogen, metilparabeno, Serine.
  • Essentia destaca la presencia de agua de azahar, escualano, extracto de miel, hidrolizado de huevas de caviar, glucógeno y otros componentes de origen marino.

Caviar Cream – Collagen Restoring (crema antiedad de noche)

  • Ingredientes que lleva: Agua, Citrus Aurantium Dulcis Flower Water (agua de flor de azahar), escualano, Propylene Glycol, Pentylene Glycol, Ethylhexyl Stearate, Cetearyl Alcohol Caprylic/capric Triglyceride, Soluble Collagen, Glycerin, Octyl Dodecanol, Cetearyl Glucoside, Ethylhexylglycerin, dimeticona, Sodium Plyacrylate, Hidrolized Roe (huevas hidrolizadas), Glycosaminoglycans, Glycogen, fenoxietanol, metilparabeno, Chlorphenesine.
  • Los ingredientes que destaca la marca es el uso de agua floral, escualano, colágeno nativo marino (?), hidrolizado de huevas de caviar, glucógeno y otros componentes de origen marino.

Caviar Serum – Velvet Skin Effect (serum)

  • Ingredientes que lleva: Agua, Citurs Aurantium Dulcis Flower Water (agua de flor de azahar), glicerina, Propyleneglycol, Pentylene Glycol, Bis-PEG-18 Methyl Ether Dimethyl Silane, Panthenol, Sodium Polyacrylate, Ethylhesylglycerin, Arginine, Hidrolized Roe (huevas hidrolizadas), Xantan Gum, fenoxietanol, Glycogen, Glycosaminoglycans, DNA, Cassia Agustifolia Seed (semilla de sen) Polysaccharide, Hydrolyzed Actin, RNA, Hydroxyethylcellulose, metilparabeno.
  • La marca destaca el uso de los siguientes ingredientes: agua floral, hidrolizado de huevas de caviar, ingredientes derivados de la semilla de la Cassia, glucógeno y otros componentes y proteínas de origen marino.

¿Lo veis? Contienen determinados ingredientes de los que ya hemos hablado y que conllevan algunas controversias: la dimeticona, el fenoxietanol y o el metilparabeno. De todos ellos hemos hablado ya en el blog, y vamos, que naturales, lo que se dice naturales, va a ser que no son…  En el caso de la hidratante, la dimeticona está en sexto puesto… Y creo que a los que buscan cosmética natural y desconfían de los efectos hormonales del metilparabeno y otros parabenos y el fenoxietanol o de las películas que forman sobre la piel siliconas como la dimeticona les disuadirán de usarla. Lo cual no quita que el porcentaje de elementos naturales sea alto, que conste, o que la crema sea efectiva; de hecho, me gusta que se use como excipiente no sólo agua, sino agua de flor de azahar (que está en segundo lugar en la lista del INCI, así que deduzco que está en una proporción significativa… si no recordáis cómo leer el INCI os recuerdo que le dedicamos una entrada aquí ).

Otro tema que me parece controvertido, aunque no por ello resto valor a las cremas, es el uso de caviar en su fórmula. En el mismo folleto de las cremas se habla de que el caviar procede de las huevas de un pez, el esturión, que es uno de los productos más caros del mundo. Cuenta que tiene muchas proteínas, vitamina A y D, aminoácidos, minerales y ácido Omega 3. Sin embargo, yo no he podido encontrar nada concreto sobre la absorción de estos elementos a través de la piel, así que ahora mismo no sabría deciros si se trata de un ingrediente de moda para convertir una crema en un lujo o si en realidad funciona… Además, la cantidad de huevas (el caviar, entiendo) está bastante al final de las fórmulas, por lo que no creo que sea realmente efectivo; en especial en el caso de las cremas hidratante y antiedad.

Sin embargo, es cierto que se encuentran ingredientes naturales interesantes como agua de flor de azahar, escualano (un derivado del escualeno con propiedades parecidas, antioxidantes e hidratantes, del que os he hablado más en detalle aquí), extracto de miel (la miel tiene propiedades antibacterianas y calmantes muy interesantes), etc. e incluso ADN y ARN en el caso del sérum (?). Me ha llamado la atención el uso de derivados de la semilla de sen, de la que sabía hasta ahora por ser antiestreñimiento pero que por lo visto también puede usarse como espesante y gelificante. Y sobre todo me ha llamado muchísimo la atención el tema del escualeno, que no había estudiado hasta ahora y me parece mucho más interesante que el uso de caviar… de ahí que le dedico la próxima entrada a ese ingrediente 🙂 .

Las tres cremas de la línea de caviar de EssentiaConclusión

Pros: Pues lo dicho. En resumidas cuentas:

  • Me parecen muy buenas cremas, con una tolerancia por parte de la piel que me ha causado una impresión estupenda.
  • Aptas para todo tipo de pieles (no hay temor de equivocarse 😉 )
  • Envases plásticos pero funcionales y airless, lo cual me ha gustado mucho.
  • Dentro de la categoría de crema a la que aspiran (cosmética premium), y de las cremas de caviar, no me parece que estén mal de precio.

Fíjate tú por donde, lo de que sean cremas de caviar es lo que menos me llama la atención 😉 .

Contras: En realidad, los detalles que menos me han gustado no afectan a la calidad de las cremas, sino a la presentación de la marca. Añadir «cosmética natural» a su logo cuando al menos estas cremas no lo son por completo no me gusta. Utilizan caviar como ingrediente activo, lo cual no sé hasta qué punto es efectivo en las concentraciones que deduzco de los INCIs, ni se absorbe bien a través de la piel…

Pero desde mi punto de vista, en este caso el comprador no es el perjudicado, ya que siempre tendrá la opción de elegir comprar o no; la perjudicada es la marca. Este tipo de producto suele gustar sobre todo al estrato de las mujeres con pieles maduras y cierto nivel adquisitivo, y aunque hay sanas excepciones y no me gusta generalizar, muchas de ellas no les comprarán online. A ver si con la próxima apertura de centros de belleza que utilicen estos productos, tal y como nos anunciaba Pilar Valencia en esta otra entrada, se hacen más fáciles de adquirir 🙂 .

Como veréis las «pegas» que pongo no ponen en duda la calidad final de las cremas, sino otros aspectos más bien teóricos que probablemente a la mayoría no os interesarán demasiado… Pero es que si yo me pongo crítica o curiosa no sé parar, ya me conocéis… jajaja

Así que paso al resumen final: lo que a muchas os importará, que es la calidad de las cremas, está más que aprobada 🙂 Essentia es pues una de esas pequeñas marcas desconocidas que merecería la pena conocer.

¿Conocíais la marca? ¿Qué otras marcas «desconocidas» recomendaríais probar? ¿Por qué?…

¡Un abrazo a todos! Y sobre todo muchas gracias tanto a Pilar como a Rosario, que nos han dado la posibilidad de conocer este pequeño gran tesoro cosmético…

Esta entrada es fruto de una colaboración con Essentia Natural Cosmetics, que ha aportado las cremas para que las pruebe, pero las opiniones expresadas en este artículo son completamente independientes y sinceras. La marca no ha hecho ningún tipo de presión para que no sea así. Las fotografías que están en ella están todas hechas por mí, sin retoque digital (aunque con revelado para que disfrutéis de un color lo más parecido posible a la realidad; si quieres saber la diferencia, te recomiendo esta otra entrada). Espero que os haya gustado 😉

 Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported

También te puede gustar...

4 Comentarios

  • Contestar
    Mely
    16 septiembre, 2014 a las 5:03 pm

    Q post tan completo… Un excelente desglose de cada una de las propiedades y desventajas de la crema… No conocìa la marca

    • Contestar
      María Monedero
      16 septiembre, 2014 a las 5:33 pm

      Espero que os sea útil… porque yo tampoco he visto artículos completos por ahí ^^ y ya te digo, es una pena que no se conozca mejor…

  • Contestar
    Raquel
    17 septiembre, 2014 a las 8:08 am

    Perfecta descripción como siempre! No es cosmética natural, yo no la compraría.

    • Contestar
      María Monedero
      17 septiembre, 2014 a las 8:13 am

      Sí, es cierto. Tú lo tienes clarísimo… por gente como tú, que por lo que siempre comentas veo que eres de cosmética natural 100%, es por lo que molesta lo del slogan… si yo me la comprara fiándome de él y luego mirara la lista de ingredientes me llevaría un enfado bastante gordo…

    ¡Deja tu comentario! Estoy deseando saber qué piensas.