Belleza Ideas Maquillaje

¡Me van a hacer un maquillaje profesional! ¿Qué hago?

Nos encanta arreglarnos y vernos guapas, pero la mayoría nos hacemos un maquillaje profesional muy pocas veces en la vida. Quizás para bodas, bautizos y comuniones… algunas sólo para nuestra propia boda. En mi caso lo he hecho varias veces como modelo y como actriz; y he maquillado unas cuantas veces profesionalmente 😉 . Así que creedme, unos consejos sobre qué esperar y qué puedes hacer para que todo salga lo mejor posible nunca están de más. No todo depende del trabajo del maquillador… ¿Quieres saber qué puedes poner tú de tu parte? Pues…

Mi compañera en la ópera Claudia, siendo maquillada profesionalmente para un ensayo general.

Mi compañera en la ópera, Claudia, siendo maquillada profesionalmente para un ensayo general.

1. Lleva la piel de la cara preparada y cuidada de antemano.

Aunque debería ser la rutina de todos los profesionales, es cierto que muchos por desgracia no hacen el paso previo más importante en mi opinión para conseguir un buen acabado: limpiar e hidratar bien la cara antes del maquillaje. A veces por prisas, a veces por dejadez… pero no dejes que eso pase, o incluso mejor, ponle remedio antes de que pase.

Lo ideal es que hidrates bien tu piel regularmente, pero si no es posible o te cuesta mantener la rutina, los días antes de que te maquillen debes hacerlo. Los acabados de las bases de maquillaje son muchísimo mejores si traes la piel bien cuidada y algunos de los maquillajes más duraderos de los profesionales resecan un poco la piel, pero si vienes bien hidratada de casa ese efecto será mínimo.

Natura Siberica Jabon negro durante-1

Esta cara es un poema jajaja pero después de la mascarilla de jabón negro de Natura Sibérica mi piel siempre está mejor que al principio jajaja

Ah, si te gusta usar mascarillas, no hay mejor momento que antes de que te maquillen 🙂 .

Si además traes la cara lavada a la sesión, habrás dado los  pasos para ser la modelo perfecta. Y si no, al menos recuérdaselo al maquillador para que no olvide quitarte los restos de pintura que llevabas antes de que te hagan ese maquillaje profesional que tanto estabas esperando. Muchos se ven obligados a maquillar encima con las prisas.

2. No esperes milagros.

Tu maquillador o maquilladora hará que tu look dure lo máximo posible. Para eso, los profesionales han hecho una cantidad de trabajo de investigación previo que no veas probando diferentes productos y eligiendo los mejores. Usará bases y prebases,  aquel maquillaje que más favorezca a tus facciones, eliminará manchas, uniformará el color de tu piel, parecerá que borra tus ojeras e incluso conseguirá disimularte esos poros un poco más marcados de la cuenta, y utilizará colores más claros y más oscuros para modificar visualmente la forma de tus rasgos. Seguramente hasta te quitará unos cuantos años de encima, si no eres una adolescente…

Pero la verdad es que, aunque su trabajo sea espectacular, sólo con pinturas no puede cambiar el relieve de tu cara y es probable que las arruguitas más marcadas, y esas bolsas bajo los ojos, aún estén ahí cuando termine.

Una vez dicho esto, si lo tienes claro podrás valorar el auténtico resultado de un trabajo de maquillaje profesional. Un buen maquillador no va a hacer milagros, pero seguramente conseguirá lo más cercano posible :).

Samuel Martín maquillando a mi compañera Nayra en la ópera

Samuel Martín maquillando a mi compañera Nayra en la ópera «La Cenerentola»

3. Explica bien a tu maquillador qué esperas de este maquillaje profesional.

La comunicación entre tú y quien vaya a pintarte puede hacer magia. Por un lado, porque hará todo el proceso más agradable para ambos; y por otro, porque le va a dar la información que necesita para que todo quede a tu gusto.

Tu maquillador no es mago (ya le gustaría) y sólo puede hacer esa magia contigo, 😉 así que vas a tener que contarle qué esperas obtener de tu «visita». Es conveniente que expliques ( o le enseñes):

  • A qué tipo de situación vas a ir pintada o pintado. Si vas a ir a una fiesta en la piscina, por poner un ejemplo, es imprescindible que use maquillaje resistente al agua. Si no se lo cuentas quizás no se le ocurra a él solo.
  • A qué horas lo llevarás. No es lo mismo un maquillaje para luz de día que para luz artificial.
  • Cómo vas a ir vestida o vestido. De este modo podrá aconsejarte y elegir el mejor maquillaje posible para la situación con la que te vas a encontrar.
  • Si habrá cámaras. Aunque normalmente todos los profesionales te maquillarán pensando en los flashes… al fin y al cabo, ¿quién no se saca hoy día una foto para recordarse en el futuro lo guapo que estuvo o compartirla en redes sociales? (Muy poca gente, aunque es verdad que aún la hay jejeje).

No olvides contarle qué te gusta (acabados dramáticos o naturales, por ejemplo), así como si tienes algún tipo de problema en la piel como alergias o enfermedades cutáneas. Si es posible, díselo cuando conciertes la cita y no esperes a verle en persona. De este modo el equipaje del maquillador estará pensado para tus necesidades.

Ah, por cierto. Esto no significa que hables a todas horas… ¡Es imposible maquillar como debe ser una cara en movimiento! 😀

4. Escucha a los profesionales.

Si te dice que algo no te sentará bien, seguramente tu maquillador se basa en sus conocimientos sobre visagismo, estilismo y maquillaje. Escucha su opinión para decidir sabiamente y ten en cuenta que porque Shakira, Beyoncé o Sara Montiel usen determinados trucos, no necesariamente te sentarán igual de bien a ti. Si tienes delante a un profesional que conoce cientos de trucos y técnicas, aprovéchalo; que seguro que sabe combinar tus gustos y a la vez ayudarte a elegir los que te harán lucir mejor. Eso es lo que es un auténtico maquillaje profesional.

Por cierto, si consigues que haya comunicación y buen rollo, a la mayoría de los maquilladores se nos «escapa» contar truquitos que te pueden ser muy útiles la próxima vez que te maquilles tú, así que aprovecha y oreja al canto 😉 .

5. Considera llevar un labial de casa para retoques.

Tu maquillador va a utilizar varios trucos para que tu pintalabios quede perfecto todo el tiempo posible. Pero en muchas ocasiones, sobre todo si sueles morderte los labios o va a haber comida o bebida de por medio, te sentirás más tranquila si tienes un pintalabios en tu bolso para retocarte… Así que puede ser una buena idea llevar uno o varios de los tuyos por si el maquillador considera oportuno usarlos. De esta forma, luego tendrás el mismo color en tu bolso para volverte a pintar esa boquita de piñón cuando lo consideres oportuno.

Swatches o pruebas

¿Recuerdas los pintalabios «mágicos» marroquís de los que ya te hablamos? Tienen fama de duraderos…

6. Desmaquíllate bien cuando llegues a casa, ¡y vuelve a cuidarte la piel!.

Los maquillajes profesionales están hechos para durar, pero en muchos casos eso implica que sean más agresivos para la piel. Me llamaréis exagerada, pero cuando trabajé en la ópera estuve sintiendo durante un par de semanas después cómo se me marcaba la arruga de debajo del ojo izquierdo por la deshidratación tras tantos maquillajes y focos… debería haberme cuidado mejor porque los maquillajes que se usaron eran un poco más fuertes que los que se suelen usar día a día.

Discos de algodón

Hace tiempo, pero ya hablamos de medios para desmaquillarte en pintalabios «mágicos» marroquís por si quieres conocer posibles opciones 😉

Por eso, cuando llegues a casa no te eches a dormir sin quitarte las pinturas. Por muy bonito que sea ese maquillaje profesional, desmaquíllate la cara y ponte tu crema hidratante más nutritiva para compensar el esfuerzo que ha hecho tu piel. De este modo, la próxima vez tu piel estará fuerte y preparada para resistir la fiesta que te echen encima, con el mejor aspecto posible 🙂 .

¿Qué te parece? ¿Tienes algún consejo que a mí se me haya olvidado para que las demás tengamos en cuenta cuando nos hagan un maquillaje profesional? ¿Crees que estos consejos no servirán para nada? Si te has visto alguna vez en esta situación, ¿qué has hecho tú para prepararte antes? ¡Cuéntanoslo a los demás, que no mordemos jejeje!

La idea para esta entrada está basada en esta entrada de Bustle.com , me pareció muy buena y como no conozco nada parecido en castellano decidí hacerlo yo. Así que aquí expreso mis propias opiniones, aunque al final las grandes mentes piensan parecido jejeje. Si sabes un poco de inglés te invito a pasarte por allí para conocer su versión ;).

También te puede gustar...

5 Comentarios

  • Contestar
    Sonia Diego
    27 enero, 2016 a las 12:22 pm

    Estupendos consejos preciosa,muchas gracias.

  • Contestar
    A Ponernos Guapas
    27 enero, 2016 a las 4:18 pm

    Muy buenos consejos. Cuanta más información se le dé al profesional mejor podrá hacer su trabajo.

    • Contestar
      María Monedero
      27 enero, 2016 a las 5:07 pm

      ¡Eso creo! Me alegra mucho que estés de acuerdo… ¡Muchas gracias por pasarte y comentar! 🙂

  • Contestar
    M Angeles Guerra
    27 enero, 2016 a las 8:19 pm

    Un buen profesional sacará lo mejor de tí.
    Besitos

    • Contestar
      María Monedero
      27 enero, 2016 a las 9:06 pm

      Sin duda 🙂 Y si además lo hace acorde con nuestros gustos y preferencias, ¡mejor que mejor!

    ¡Deja tu comentario! Estoy deseando saber qué piensas.