Belleza Glosario de cosmética Rebeautys

¿En qué terminó? El caso de los eos lip balm y su polémica

El eos lip balm de arándano

El caso de los labiales eos lip balm fue muy sonado en las redes, pero es uno de esos de los que todos sabemos cómo empezó y muy pocos se enteraron de cómo termina. ¡Causaron todo un escándalo! Planteó muchos temas que sabéis que considero interesantes en este blog: la fiabilidad de la cosmética natural, la de las grandes empresas, la de las redes… vamos, que tenía que tratarlo por aquí. Me parece un buen ejemplo de por qué hay que informarse de lo que llevan nuestros cosméticos y plantearse las modas, incluidas las de lo natural… Así que si no quieres quedarte con lo que se oía por ahí y estar bien informado (o informada 😉 ) , creo que mi investigación será interesante para ti.

1. ¿Qué son los eos lip balm?

Realmente la marca eos (siglas de “Evolution Lip Smooth”, evolución de la suavidad de los labios o algo así) tiene varios productos: crema de manos, de afeitar, diferentes labiales… pero nosotros vamos a hablar de unos en concreto que arrasaron en las redes  por su buen diseño y colorido: Los bálsamos labiales o lip balms redondos. Dentro de estas cajitas plásticas redonditas y tan monas está el bálsamo labial, de forma que te lo puedes poner directamente en los labios. Y viene en  olores y cajitas de colores diferentes: del estilo de fruta de la pasión, menta, arándano… bueno, creo que ya te habrás hecho una idea jejeje . Hoy hay mucha más variedad y habrás visto hasta imitadores de todo tipo, pero en aquel momento era un diseño muy original y no me extraña nada que funcionasen tan bien.

Algunos de los colores disponibles

Tanto antes como después de todo el lío empezaron a utilizarlos las famosas. Google está plagado de fotos de ellas usándolos… y ése es un buen indicador de lo populares que eran (y siguen siendo).

Algunas famosas usando los eos lip balm

Por otro lado, pregonan ser naturales por encima del 95% y a veces incluso más según el que elijas, así que me figuro que muy poca gente se plantearía mirar los ingredientes o si les haría daño.

Puedes encontrar más sobre ellos (y de hecho son bastante transparentes en la web con los ingredientes …) en su página web, aquí.

2. Pero entonces… ¿qué pasó con los eos lip balm?

Pues verás. Como a veces pasa por Internet, las acciones de una sola persona anónima pueden crecer a lo bestia, y es lo que pasó.

Rachael Cronin se puso uno de estos bálsamos y publicó foto en las redes afirmando que los daños que veis más abajo eran por culpa de él. (La de abajo es ella y es la foto que ha circulado por todas partes, aunque no sé si es la que publicó originalmente). La reacción, según parece, le duró diez días. Si eran los eos lip balm, desde luego tenía que saberse… pero ¿cómo era posible, con los controles de que se hacen en Estados Unidos con todo esto?

Los daños que Rachael Cronin afirmaba que le hicieron los eos lip balm

Pronto, muchas otras chicas publicaron fotos similares echándole la culpa al labial. No os las voy a poner porque algunas pueden resultar bastante desagradables, pero algunas son bastante más feas que ésta… si queréis verlas, os basta con buscar en Google (por ejemplo dando click aquí) .

En enero de 2012, Rachael Cronin demandó a eos Products LLC a través de la firma de abogados Geragos&Geragos. Claro, desde entonces hasta ahora han pasado muchas cosas; pero lo cierto es que en aquel momento muchos se pensaron comprarlos e incluso los dejaron de utilizar aunque ya los tuvieran.

También hay fotos y alertas por aparición de mohos en ellos, cosa bastante más frecuente en la cosmética natural que en otras sobre todo si no tiene conservantes; pero vamos a verlo más adelante.

3. Vamos a analizarlo nosotros por nuestra cuenta.

El exterior del eos lip balm de arándano

Sabéis que me encanta la cosmética natural. Sus fórmulas me parecen más transparentes y comprensibles, sus marcas a menudo apoyan filosofías éticas de producción y de cuidado al medioambiente, que yo creo que se descuida demasiado hoy en día 🙁 . Muchos productos naturales no desmerecen la eficacia de la cosmética convencional. Pero los que me conocéis sabéis perfectamente que no soy ninguna integrista, me cuestiono lo natural tanto como lo “químico” y procuro razonar muy bien mis opiniones en la medida de lo posible.

Dicho esto, ¿qué es lo primero que habría que hacer para saber si son peligrosos? Pues… ver lo que hay dentro y  analizar su fórmula, desde luego. No basta con leer que un producto es natural. Las ortigas son naturales y si están frescas pican. Las plantas venenosas en general, igual. Vamos, ya me entendéis…

Ya os he contado cómo leer el INCI y cómo podéis investigar los ingredientes de vuestros cosméticos y si son considerados peligrosos, así que no me voy a enrollar. Pero yo lo que hice fue precisamente eso, echarle un vistazo a los ingredientes para ver si tienen alguno peligroso. Y esto es lo que me encontré:

Los ingredientes del eos lip balm perfumado con arándanos

Como veréis, y por orden de importancia, lleva aceite de oliva, cera de abeja, aceite de coco, aceite de jojoba, manteca de karité, extracto de stevia que lo endulzará, tocoferol (es decir, vitamina E de la que ya hablamos aquí), aceite de girasol, extracto de arándano, extracto de acai, limonene y linalool. Todos estos son ingredientes aprobados incluso a veces para uso alimenticio, muy frecuentes en todo tipo de cosméticos, y que es difícil que produzcan reacciones raras a menos que seas alérgico a ellos. En cuyo caso deberías mirar los ingredientes de lo que te pones para identificar a qué eres alérgico, antes de demandar a nadie. Y si te lo pones sin el sentido común de mirar primero… no creo que sea culpa de la empresa, la verdad. De hecho veréis que la mayoría de estos ingredientes tienen un asterisco al lado, para decir que se trata de componentes orgánicos además de naturales.

Lo único que no me queda muy claro es ese aroma natural que no precisan… quizás sería la única duda, la verdad es que habría preferido que lo concretaran. Pero vamos, que la fórmula no pinta nada mal y si fuera peligrosa la habrían tenido que retirar después de tanto tiempo, aunque sólo fuera para evitar más demandas.

De todas formas os estoy enseñando el que yo tengo, pero está claro que hay muchos otros. Así que fui a la página oficial a revisar los ingredientes de los demás sabores. Y es verdad que hay otros ingredientes más “raros” o “latinajos”  sin contar con los extractos de frutas o semillas y el agua, en especial en los últimos que han sacado, pero en realidad no tienen nada realmente malo que yo pueda encontrar:

  • Polyglyceryl-3 Diisostearate, un acondicionador de la piel, emoliente, sufractante y emulsificante con puntuación 1 de peligrosidad, es decir, la mínima de la base de datos que os contaba aquí.
  • Sodium Isostearoyl Lactylate, otro sufractante y emulsionante, también con la mejor puntuación.
  • Sodium Hyaluronate, una forma de ácido hialurónico que funciona como hidratante y acondicionador de la piel, lo habréis oído en todas partes y tiene también la mejor puntuación.
  • Ascorbyl Palmitate, un derivado de la vitamina C del que si no recuerdo mal os hablé ya aquí, y que potencia al tocoferol o vitamina E que vimos más arriba.
  • Cytral, un ingrediente que da olor y sabor y se usa además para camuflar olores más desagradables en algunas fórmulas. Es de origen natural pero tiene una puntuación de 7; pero claro, por lo que ya comentábamos: si tienes alergia a él… pues eso.
  • Limonene, parecido al anterior pero con una puntuación de 6. Por oxidación puede degradar en otros químicos más controvertidos, pero os recuerdo que está al final del todo de la lista y por tanto está presente en muy poca cantidad y su peligro debería ser mínimo.
  • Linalool, otro de esos aromatizantes para enmascarar otros olores, incluso un poco menos peligroso que los anteriores (su puntuación es de 5) y que de nuevo es conveniente evitar en caso de alergias.

Si os fijáis lo único cuestionable son algunos aromatizantes que por otro lado se usan muchísimo y proceden de fuentes naturales, y que normalmente en cantidades tan pequeñas no hacen daño a casi nadie. Eso sí, como ya dije arriba, si eres alérgico te toca evitarlos. Has tenido muy mala suerte pero no sé si eso es culpa de la empresa.

Por otro lado, es verdad que no veo conservantes. Los aceites tienden a estropearse menos que los productos basados en agua, porque en el agua proliferan mejor los microorganismos peligrosos… Pero está claro que es conveniente prestar atención por si acaso. Cosa que por otro lado no es de extrañar, hay que hacerlo con todos los cosméticos por puro sentido común ;). Yo tendría más cuidado con los últimos modelos, los que tienen el envase a rayas y no con color liso, porque en esos sí que he visto que llevan agua en la lista de ingredientes. Claro que esos son los que llevan vitamina C que tiene algunos efectos conservantes. Y por otro lado, el envase no deja sitio a demasiado aire, así que hasta que lo abráis no debería empezar a sufrir demasiado el paso del tiempo.

En resumidas cuentas: si notáis algo raro en el olor, o deja de tener el mismo color que al principio, o aparecen irregularidades extrañas, no tengáis contemplaciones y a la basura, que no vale la pena el riesgo.

4. Mi conclusión

Está claro que me estoy basando en las listas de ingredientes actuales y no sé si ha habido algún cambio de formulación por el camino, pero lo cierto es que buscando no he encontrado nada al respecto. También os he dicho a menudo que no basta con leer lista de ingredientes, que a veces éstos interactúan dando lugar a componentes nuevos; pero estos ingredientes son de uso tan generalizado que me extrañaría muchísimo que fuera el caso (y sabéis que sobre esto leo un montón 😉 ).

Pero basado en todo lo que os he contado, me parece una fórmula relativamente sencilla a base de los aceites y mantecas naturales más populares en el momento, reforzado con un poco de vitaminas E y C y poco más. Me parece más peligroso que el envase sea plástico; pero claro, para el medioambiente, no para quien lo use. (Por cierto, estos envases se pueden desmontar, reutilizar y rellenar con tus propias recetas o con otros productos, ya os contaré cuando se me gaste el mío porque seguramente intente hacerlo con manteca de karité y aceite de oliva o algo así 😉 No pienso tirarlo a la basura, porque la verdad es que me parece muy práctico).

En cuanto al que yo tengo, que es el de arándano, me resulta muy agradable de llevar, y el único peligro que le veo es que como le coja el gusto al saborcillo dulce que le da el extracto de stevia, me voy a lamer los labios y me los voy a resecar; pero sinceramente, lo veo difícil porque aunque es agradable no me resulta tan buen sabor como para ello… (Nota: ya llevo usándolo un tiempillo más y me encanta. Al final no me he estado mordiendo los labios 😉 y la verdad es que dura puesto más de lo que esperaba y me encanta lo suave que me deja la boca).

Os recuerdo que la cosmética natural tiene tanto riesgo o quizás un pelín más que la química de causar alergias… y es un hecho. Y que cuando se evita  ponerle conservantes a la fórmula para que sea “más natural”, el riesgo de que se estropee es un hecho. Quizás lo que les pasó a estas chicas fue eso, o quizás fue una reacción con otro producto que se pusieron además del eos lip balm. Aunque ni idea de qué, porque nunca he oído hablar de este tipo de reacciones de estos aceites. Y si estaba estropeado u olía raro, tampoco es que pase de la noche a la mañana como para no darte cuenta… Así que salvando lo de la posible alergia, no parece que estos bálsamos puedan, a día de hoy, ser la causa directa de la reacción de Rachael Cronin y las demás chicas. Lo que dije antes; lo siento muchísimo por ellas porque es una gran faena; pero si son alérgicas o si no lo tiran ante la duda y la empresa lista los ingredientes, en mi opinión no es responsable de nada.

El interior de un eos lip balm

5. Y finalmente… ¿en qué quedó todo?

Pues… el pasado 28 de enero eos Products LLC (la empresa que lleva la marca eos) hizo un comunicado que os traduzco (el original lo encontrarás aquí): “Nos alegramos de que la demanda contra eos haya sido resuelta. Nuestros productos son seguros, y este acuerdo lo confirma. Nuestros bálsamos de labios son hipoalergénicos, testados por dermatólogos, hechos con ingredientes de la mayor cualidad, cumplen o superan todos los estándares de seguridad y calidad de nuestra industria y son validados por rigurosos test de seguridad llevados a cabo por laboratorios independientes. Queremos a nuestros clientes, y su disfrute de nuestros productos es nuestra máxima prioridad. Gracias por su continuo apoyo“.

Lo curioso es que, en Twitter, su community manager de eos parece tener otra información y afirma que la demanda ha sido resuelta a su favor. Es un matiz pero para mi gusto supone algo completamente diferente: no es lo mismo un acuerdo, que previene que el juez llegue a dictar sentencia, que el que el juez diga que eos tenía la razón… Me pica un poco las respuesta y a pesar de mi insistencia el Twitter de eos no ha querido aclararme nada, así que creo que la versión del acuerdo (que menciona el comunicado oficial de eos y toda la prensa americana que he podido confirmar) es la más plausible. (Os reproduzco mi conversación con eos aquí abajo…)

Mi conversación por Twitter con eos

(click aquí para ir a ver en Twitter el original, por si la conversación evoluciona y aún no he podido actualizar la imagen ;)).

Más respuestas que no entiendo de eos

No sé si es que su community manager es un imprudente, un idiota, o simplemente me está tomando el pelo, pero vamos XD .

Mi conclusión tras leer el comunicado oficial y la prensa americana es que al final no ha habido sentencia y que la demanda formulada a inicios de 2012 se ha cerrado, cuatro años después, con un acuerdo. ¿Que en qué consiste el acuerdo? No lo he encontrado en ningún sitio, y no os extrañe que incluya alguna cláusula de confidencialidad por la que no nos vamos a enterar. Pero entiendo que la campaña mediática habrá hecho bastante daño a eos Products LLC y sólo por parar a la persona que la empezó estará dispuesta a ofrecer bastante…

¿Sabremos alguna vez qué hubo realmente detrás de todo esto? ¿Sería una alergia o realmente hubo algún problema en la producción?… Hoy día eos tiene un amplio catálogo de productos que incluye barras de labios hidratantes, cremas de manos, cremas de afeitado y lociones corporales además de los famosos bálsamos labiales redonditos, y no veo que les vaya nada mal. Yo por lo menos usaré el mío tranquila y, sinceramente, no me extrañaría que repita, porque soy de las que tienen los labios siempre secos y me ha resultado muy agradable.

¿Tú qué harías en mi lugar? ¿Sabías que ya se había “resuelto la demanda”? ¿Conocías la polémica? ¿Crees que la cosmética natural puede ser peligrosa? ¡Cuéntame lo que piensas en los comentarios y, si conoces a alguien a quien le pueda interesar la información, mándale el artículo!

¡Un abrazo!

Gracias mil a @simplementebeauty que con la mejor intención me regaló hace poco el eos lip balm de arándano, que me encanta, y fue el que me hizo recordar todo este tema 😉 .

También te puede gustar...

18 Comentarios

  • Contestar
    Reme Ballesteros
    4 mayo, 2016 a las 2:00 pm

    No lo sabía pero tampoco utilizo estas cosas!!!! utilizo Letibalm de toda la vida!!!! ja jaja

    Besos

    • Contestar
      María Monedero
      4 mayo, 2016 a las 2:17 pm

      Mira, ése lo usaba yo también hace un montón de tiempo y también me iba bien… pero tampoco he mirado los ingredientes ;). La próxima vez me fijo.

    • Contestar
      luisa
      1 enero, 2018 a las 12:54 am

      deecho esto es solo una mentira la verdadera realidad es que usan animales marinos como focas,morsas etc..
      solo que nadie quiere entender que la realidad va más allá de solo quimicos. usan animales. pero la solución es usar manteca de cacao así que piensa dos veces antes de leer estas cosas

      • Contestar
        María Monedero
        12 enero, 2018 a las 4:30 pm

        No creo que sea así en este caso. Hace años que en Europa se impide que se comercialicen cosméticos experimentados en animales y en EOS no veo ingredientes como los que describes. Y me lo creo más que nada porque los ingredientes que describes son muy caros para los precios con los que trabajan…

        (Por cierto, para que conste: yo también estoy completamente en contra de la experimentación animal en la cosmética. Una piel bonita no merece el sufrimiento de nadie, incluidos animales)

  • Contestar
    Maria del Mar
    4 mayo, 2016 a las 6:47 pm

    No tenía ni idea del jaleo este. Pero así con esos ingredientes los bálsamos no tienen por qué ser peligrosos, a no ser que alguien sea alérgico a algún componente en concreto. De todas formas te digo que los controles en la Unión Europea son más estrictos que en EEUU y allí hay ingredientes que están permitidos y aquí no. Por eso cuando compramos cosmética americana por internet corremos el riesgo de que en aduanas nos bloqueen el paquete.

    • Contestar
      María Monedero
      4 mayo, 2016 a las 7:48 pm

      Pues sí… el jaleo este es ya bastante antiguo 😉 pero ya ves, aún está dando los últimos coletazos ;). En su momento se habló un montón del tema…

      De todas formas ya te digo que estos ingredientes tampoco me parecen raros para Europa. Y no sabría decirte si son más estrictos los de aquí o los de allá… pero estoy de acuerdo totalmente en que son muy diferentes.

      ¡Gracias por pararte a comentar! ♡

  • Contestar
    M Angeles Guerra
    18 mayo, 2016 a las 6:22 pm

    Lo ví y si que me asustó.
    Besitos

  • Contestar
    Vicky
    6 septiembre, 2016 a las 9:58 am

    Qué interesante el post! Cuando me comentaron lo de la polémica, hice lo mismo que tú, leer los ingredientes. La gran mayoría, por no decir todos, forman parte de productos que se utilizan de continuo. No hay nada que me parezca sospechoso y, personalmente, los sigo utilizando. Esto, no implica necesariamente que a una persona determinada, no vaya a producirle una reacción alérgica alguno de sus componentes, pese a que sean seguros. Por ejemplo, no es muy conocido que la manteca de karité puede provocar reacción en personas que tengan alergia al látex porque, entre su composición, tiene una especia de látex natural. Sobre el acuerdo al que han podido llegar… En derecho siempre se dice que es mejor un mal acuerdo que un buen juicio pero en EEUU mucho más. El riesgo que una compañía corre al ir a juicio es muy alto porque durante todo el tiempo que lleve el proceso es mala publicidad para ellos y una pérdida considerable de dinero. Además que el sistema americano no se va a limitar a analizar en caso en concreto sino que permite airear la vida y milagros tanto de la compañía, como de la demandante, en este caso y, en ese punto, no hay nadie que vaya a ganar… Vamos, que no me dice demasiado… Menudo rollo te he soltado jeje! Besos

    • Contestar
      María Monedero
      6 septiembre, 2016 a las 11:35 am

      Al revés, me parece que tienes un buen punto de vista… y adrmás bien argumentado. Olé :). Por ejemplo, eso de que el karité y el látex estén relacionados no lo sabía, así que tu comentario me parece una fantástica aportación.

      La verdad es que lo único que me quita a mí las ganas de probarlos es el comportamiento de su community manager jajaja porque por lo demás el que tengo me gusta y mucho…

  • Contestar
    Z.
    29 mayo, 2017 a las 8:08 am

    Pues mira, yo precisamente he llegado a este artículo porque el Eos que me compré en USA este año me ha dado alergia. Al principio pensaba que sería algo de la comida, pero cada día intentaba retirar de mi dieta lo que había comido el día anterior, para ver si mejoraba, y nada: cada vez fue a peor. Uso muchísimo este tipo de bálsamos (mi favorito es Carmex en términos de calidad) y nunca me había pasado algo igual, excepto en una ocasión: con un labial cube de softlips que también compré en USA. Así que al final até cabos y empecé a buscar en Internet a ver si a alguien más le había pasado lo mismo. Está visto que le tengo alergia a un ingrediente, pero no sé cuál puede ser. Nunca había tenido alergia a nada. Y menos que me provocará una reacción así.

    • Contestar
      María Monedero
      29 mayo, 2017 a las 8:38 am

      Vaya, qué faena… lo malo de las alergias es precisamente eso, que a veces no has tenido una nunca y de golpe… ¡hala! De hecho es algo que muchos olvidan sobre la cosmética natural, que muchos ingredientes químicos se usan por ser menos alérgenos, y los naturales tienden de media a causar más alergias… Sigue siendo un porcentaje pequeño, pero vamos, que uno puede desarrollar una alergia a casi cualquier cosa. Siento mucho que estés así…

      Pues… el si te haces las pruebas de la alergia depende de muchas cosas (pasta, lista de espera…). Pero yo te recomendaría que te fijes en los ingredientes del que te ha hecho daño (no todos los Eos llevan exactamente lo mismo, aunque se parecen mucho) y compares con los que te van bien, para descartar ingredientes comunes: esos no te hacen daño. Y el resto, ensayo y error…

      (Por cierto, compartimos gusto con lo de Carmex, ahora mismo el de cereza del botecito es el que más me gusta 😉 ).

      Siento esa reacción, espero de corazón que puedas frenarla cuanto antes…

      ¡Un abrazo y muchas gracias por comentar!

  • Contestar
    Raquel Vizcaíno
    13 octubre, 2017 a las 5:18 pm

    Hola, soy de México y la verdad no tenía la menor idea de que esto había pasado con la marca… Pero la verdad es que es una de las marcas que más recomiendo porque me encanta cómo deja mis labios 🙂 Además que el empaque, los colores y los olores me encantan!
    Literal tengo uno diferente en cada bolsa/mochila, son mis favoritos 🙂
    Me encantó tu publicación, me hizo apreciar mucho más este nuevo producto 🙂
    Saludos desde México!

    • Contestar
      María Monedero
      15 octubre, 2017 a las 7:11 pm

      Sí que funcionan muy bien, sí jejeje Gracias por pasarte desde México y un abrazo enorme desde las Canarias jejeje

  • Contestar
    Arturo Garcia
    25 noviembre, 2017 a las 8:42 am

    Tengo 2 años y medio usando este labial y no me ha pasado nada

    • Contestar
      María Monedero
      27 noviembre, 2017 a las 6:30 am

      ¿Verdad? Yo parecido. Y no conozco a nadie a quien le haya hecho reacción…

  • Contestar
    Esther
    18 diciembre, 2017 a las 11:26 am

    hola mi hija lo usa y le encanta, y va muy bien, gracias por toda esta info.

    • Contestar
      María Monedero
      21 diciembre, 2017 a las 6:46 pm

      A ti por pasarte y por tomarte la molestia de comentar, Esther 🙂

    ¡Deja tu comentario! Estoy deseando saber qué piensas.